Hacia donde vamos

Unos y otros y así todos juntos en el mismo salón con múltiples rincones, nos empeñamos en enmarcar la educación entre datos económicos.

Este marco describe una situación en la que el número de universidades y el dinero invertido por estudiante supera a la media europea, sin que ello permita la entrada de estas instituciones entre las mejores de Europa.

Esta vez el debate se centra en la nota de corte a establecer para la percepción de una beca de inicio de estudios.

Si alguien me pregunta, diría que he visto a más de un Cinco transformarse en un valioso Diez una vez comprendidos los motivos y fijados los objetivos mediante la elección del viaje a emprender.Si alguien me pregunta diré que he visto a algún Cinco Ymedio realizar batidas que un ocho no siempre ha necesitado. Si alguien me pregunta diré que para merecer oportunidades se han de ofrecer primero. Si alguien me pregunta diré que he visto demasiadas monedas en pocas manos y  poco control en el correo.

Pero si hablo, comentaré que llevo años observando a mi generación y vislumbrando los fallos que una Educación maltrecha ha dejado en nuestros cuerpos, esos mismos que ahora se cansan con esfuerzos sin resultados y con premios al descanso.

Así, los recuerdos acumulados  me cuentan que en ocasiones, las plumas sortean con torpeza los obstáculos que los académicos han interpuesto, que la imaginación esquiva los límites geográficos y que los acontecimientos recientes han volteado a los históricos héroes y villanos, tan irreconocibles para muchos de nosotros como los siglos que habitaban. Años de aprendizaje de Inglés pasan rozándonos, convirtiéndonos así en trapecistas “impulsados” a una Europa hostil; la literatura clásica es una nube oscura que ensombrece nuestro cielo de intereses y la situación política no es tan ajena como nauseabunda. Esto hace que la incorporación al mundo laboral sea tremendamente costosa. Sin embargo, de todo esto, lo mas preocupante es la visión de ciudadanos que no saben que lo son, que carecen de la información para reconocerse como tal, que no reciben las herramientas pero tampoco buscan motivos para su encuentro. La suma de tales contingencias nos hace prescindibles como agentes sociales, y nos convierte en víctimas perfectas de democracias fallidas

Quizás la información transmitida no sea la adecuada, sobra sal, falta picante o la salsa no es acertada; puede que sean los emisarios quienes equivocan las palabras o la forma de evocarlas; tal vez no sea el contenido sino el color del sobre, o puede que el receptor erre al saltarse las líneas pares.

En este sentido, una mera observadora os dirá que la merma en la autoridad de los profesores ha resquebrajado su motivación, que el pragmatismo de la Educación en esa eterna búsqueda del perfil profesional perfecto ha dañado la capacidad de reflexión, la búsqueda de la duda, la necesidad de información innecesaria…que el debate existe en los despachos y en los pasillos pero no en las aulas; que se habla de aprobados, de cursos y de curriculum pero no de aprendizaje; que la diversidad en las comunidades diversifica los logros; que la especialización ha sustituido a la cultura como eje central.

El problema que yo veo en las reformas realizadas hasta el momento es que no solucionan el problema básico; somos estudiantes perfectos con efímeros conocimientos.

Por eso, me pierdo en el debate. A unos les diría que los reproches vienen cargados de olvido, de ese que dice que todas las reformas educativas hasta el momento nadan desde su orilla. A otros les diría que no se deben cerrar puertas sino abrir ventanas. Que la Educación es un derecho individual que dirige el futuro colectivo, y que por tanto las extirpaciones no son de aplicación. Y a nosotros nos digo; “sigamos, para que puedan decir, que para lo único que no estamos preparados es para la ausencia de oportunidades” 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s