I don’t need you anyway I don’t need you, go home

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , | Deja un comentario

Hacia donde vamos

Unos y otros y así todos juntos en el mismo salón con múltiples rincones, nos empeñamos en enmarcar la educación entre datos económicos.

Este marco describe una situación en la que el número de universidades y el dinero invertido por estudiante supera a la media europea, sin que ello permita la entrada de estas instituciones entre las mejores de Europa.

Esta vez el debate se centra en la nota de corte a establecer para la percepción de una beca de inicio de estudios.

Si alguien me pregunta, diría que he visto a más de un Cinco transformarse en un valioso Diez una vez comprendidos los motivos y fijados los objetivos mediante la elección del viaje a emprender.Si alguien me pregunta diré que he visto a algún Cinco Ymedio realizar batidas que un ocho no siempre ha necesitado. Si alguien me pregunta diré que para merecer oportunidades se han de ofrecer primero. Si alguien me pregunta diré que he visto demasiadas monedas en pocas manos y  poco control en el correo.

Pero si hablo, comentaré que llevo años observando a mi generación y vislumbrando los fallos que una Educación maltrecha ha dejado en nuestros cuerpos, esos mismos que ahora se cansan con esfuerzos sin resultados y con premios al descanso.

Así, los recuerdos acumulados  me cuentan que en ocasiones, las plumas sortean con torpeza los obstáculos que los académicos han interpuesto, que la imaginación esquiva los límites geográficos y que los acontecimientos recientes han volteado a los históricos héroes y villanos, tan irreconocibles para muchos de nosotros como los siglos que habitaban. Años de aprendizaje de Inglés pasan rozándonos, convirtiéndonos así en trapecistas “impulsados” a una Europa hostil; la literatura clásica es una nube oscura que ensombrece nuestro cielo de intereses y la situación política no es tan ajena como nauseabunda. Esto hace que la incorporación al mundo laboral sea tremendamente costosa. Sin embargo, de todo esto, lo mas preocupante es la visión de ciudadanos que no saben que lo son, que carecen de la información para reconocerse como tal, que no reciben las herramientas pero tampoco buscan motivos para su encuentro. La suma de tales contingencias nos hace prescindibles como agentes sociales, y nos convierte en víctimas perfectas de democracias fallidas

Quizás la información transmitida no sea la adecuada, sobra sal, falta picante o la salsa no es acertada; puede que sean los emisarios quienes equivocan las palabras o la forma de evocarlas; tal vez no sea el contenido sino el color del sobre, o puede que el receptor erre al saltarse las líneas pares.

En este sentido, una mera observadora os dirá que la merma en la autoridad de los profesores ha resquebrajado su motivación, que el pragmatismo de la Educación en esa eterna búsqueda del perfil profesional perfecto ha dañado la capacidad de reflexión, la búsqueda de la duda, la necesidad de información innecesaria…que el debate existe en los despachos y en los pasillos pero no en las aulas; que se habla de aprobados, de cursos y de curriculum pero no de aprendizaje; que la diversidad en las comunidades diversifica los logros; que la especialización ha sustituido a la cultura como eje central.

El problema que yo veo en las reformas realizadas hasta el momento es que no solucionan el problema básico; somos estudiantes perfectos con efímeros conocimientos.

Por eso, me pierdo en el debate. A unos les diría que los reproches vienen cargados de olvido, de ese que dice que todas las reformas educativas hasta el momento nadan desde su orilla. A otros les diría que no se deben cerrar puertas sino abrir ventanas. Que la Educación es un derecho individual que dirige el futuro colectivo, y que por tanto las extirpaciones no son de aplicación. Y a nosotros nos digo; “sigamos, para que puedan decir, que para lo único que no estamos preparados es para la ausencia de oportunidades” 

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

La Familia

El principal aspecto que asegura la estabilidad de una familia no es un buen soporte económico, aunque sea parte necesaria para que se perpetúe. Lo que a mi parecer, confirma la consecución de esta circunstancia es la cohesión de todos sus miembros. En la mayoría de los casos se consigue construyendo a partir de una sólida base de generosidad incondicional de los principales responsables, ya sean padre, madre, tutor, abuelo o variaciones varias. Y es incondicional por la prioridad de la que dotan a los intereses ajenos frente a los suyos; y lo hacen además de forma inconsciente, convirtiendo los deseos de éstos en los propios.

No concibo una familia que no se forme así, pues de esta forma lo he respirado.

Y así, veo en Europa, la imagen mas alejada que poseo de una unidad familiar. El otro día discutía con mi tía (es bienvenido el debate en la sobremesa y no suele acabar en veto) el por qué de las decisiones de algunos dirigentes europeos. Ella defendía éstas, basándose en la búsqueda del interés nacional de cada presidente; comprensible, sensato ¿pero como pueden entonces estas decisiones ayudar a los demás países, y por tanto al conjunto de la Comunidad Europea?¿Son entonces estas personas, que buscan un beneficio propio, las apropiadas para tomar decisiones sobre circunstancias ajenas?

Si en una familia actuas pensando en tí, ¿es posible que ayudes como consecuencia a tu hermano?¿Absurdo no? Sería más lógico pensar que la búsqueda del bien colectivo acabará beneficiando a cada uno de los ciudadanos europeos individualmente. Esto era la idea inicial que justificaba la formación de la Unión Europea, basada en el libre comercio y otras condiciones similares. Cualquier otro camino anula el concepto que tenemos de ella y por tanto su sentido.

Y no digo con esto que la Unión Europea sea un error, no lo sé; lo que trascribo de mis pensamientos, es que no entiendo una Comunidad Europea que trabaje sin pensar en la Comunidad Europea.

Así, hace pocos días me escandalicé y no se trata de un eufemismo, realmente me llevé un gran susto con la intervención que se pretendía llevar a cabo en Chipre. Lo que más me asustaba era lo que ocurría a continuación de la salida a bolsa de la noticia. Los pensamientos de la gente, de nuestros políticos y los titulares de los periódicos giraban alrededor de las reacciones, de la posibilidad de que eso ocurriese en España y de la posible injusticia que se estaba cometiendo. En cambio, mi quebradero ganador al leer la noticia era, ¿pero realmente eso se puede hacer?¿No es ilegal?¿Cómo podemos evitarlo?¿No nos protege la ley?

Las respuestas a mi alrededor eran ambiguas, y pronto descubrí que la ley no se plantea en estas circunstancias.  Quienes toman las decisiones son los mismos que configuran el marco en el que encajarlas. Quienes proponen la intervención rigen el poder de “opacar” la moral y boicotear la rebeldía de nuestros maltrechos derechos. No sé cuanta injusticia puede caber en el saco de sus acciones.
Cargan los ahorros de los chipriotas con una tasa cuyo valor ahora no me importa, aunque si agradezco que sea para aquellos depósitos superiores a los 100.000 euros. Pobre el de 100.001, debió comprarse aquel chupa-chus  ¡Maldito ahorrador! Y aunque me alivie el cambio, sigo sin entender una medida que disfrazan de castigo.  La situación era conocida,  permitida y  convenida como en tantos otros países. Chipre parece ser el único paraíso del mundo. Dichosos los invitados a la cena del señor

La realidad es que la estructura económica y financiera de la isla debiera ser inadmisible; pero esto lo sabían cuando ingresó en la Unión Europea y no lo han olvidado desde entonces. ¿Por qué ahora? ¿Es esa la medida que acabara con la situación de paraíso fiscal? De pequeña quería romper un jarrón y lo tiré al suelo. Otro día solo quería simular que estaba roto y para ello lo rasgué.

Escapa a mi razón lo que sucede y me asusta lo desprotegidos que estamos. Que alguien nos ponga una manta por encima por favor.

En Europa hay algo que falla. Intervenir un país, llevar a la toma de medidas económicas con pésimos resultados como en Bulgaria, pero no permitir la libertad de fronteras me hace preguntarme si en una familia obligaríamos a un miembro a trabajar pero luego sólo estaría invitado a un té cada 15 días.

No me asustan ellos, me asusta pensar que de verdad creamos que lo más importante es sí somos lo suficientemente débiles para ser lo siguientes. Y es que entonces somos como ellos, poniendo sólo nuestro plato en la mesa por miedo a no ser servidos

Que aproveche.

Publicado en Tópicos | Deja un comentario

“Los Goya. Discurso.”

 

Gracias. Estoy muy contenta de estar aquí con vosotros. Llevo sin poder dormir desde hace días, siempre me había imaginado lo que se siente; y así, tal y como pensaba, es indescriptible.

Espero que perdonéis y disculpéis el vestido que llevo; a mí me encanta,  me hace sentir bien, pero ha sido llegar aquí y no poder evitar esa sensación de estar de más, poderoso sentimiento.

Llevo escuchándoos un rato, admirando vuestros discursos, vuestras reivindicativas palabras. Me alegra que voces tan fuertes se pronuncien tan alto; cuanto menos, es alentador. Sin embargo, cuanto más os oigo desde este precioso atril, en el que sólo simbólicamente me hallo, más lejos os siento. ¿Habéis hablado de mí, de la gente que conozco? Lo siento, si ha sido así, no os he escuchado.  Haciendo alarde del egoísmo que rebosa en los pasillos de algunos palacios, os robaré los siguientes minutos para contaros mi historia. Es demasiado familiar y seguramente, carente del aplauso final que os dedicáis después de cada intervención.

Mis padres, Pedro y Lola, son los seres más maravillosos que he tenido el gusto de conocer. He recibido litros de aprendizaje de ellos. Ser más generosos ni más pacientes resultaría imposible para cualquier ser humano. Pero si algo han sido estas dos personas, es valientes. Comenzaron un negocio juntos con las deudas que les dejó un intento anterior. Valientes. Se arriesgaron, trabajaron, lucharon y nos tuvieron en ese camino de esperanza a mis hermanos y a mí. En ambas  tareas, de trabajo e inversión y en la educación de sus hijos, pusieron alma y tiempo. Pagaron la educación de sus descendientes e impulsaron sus esfuerzos y sueños a los logros de ellos, que agradecidos se empachaban de cariño. Valientes. Ahora, años después y justo cuando llegaban al final, la vida les trae cajas vacías, años perdidos, inversiones tiradas, sueños rotos. La crisis. Supongo que sabréis lo que es, puesto que os veo hablar de ella continuamente. Sabréis por supuesto, lo que es ver como surgen en vuestro padre surcos de preocupaciones en el rostro, ya envejecido,  afrontar con dignidad situaciones muy alejadas de los esperado, perder poco a poco todo aquello por lo que ha estado luchando durante años. Ver como se desvanece su seguridad. Sigues siendo valiente querido.

Sin embargo, tengo el orgullo de decir que he seguido viendo lecciones de bondad y valentía en sus acciones; en el mantenimiento a contracorriente de sus trabajadores, en la renuncia a nuestras costumbres, en las sonrisas caseras, en las bromas cotidianas de una situación poco esperada y en el convencimiento de que la herencia dejada a sus hijos algún día daría sus frutos. Éstos no pueden estar más asustados ni más cansados tempranamente, con una formación que sigue prolongándose ante la ausencia de oportunidades ¿Sabéis a lo que me refiero, no? Quizás lo sabéis, pero no os oigo hablar de mí.

Miro vuestros esmóquines, vuestra maravillosa fiesta, vuestros preciosos vestidos y no os oigo hablar de mí aunque decís hacerlo. Vosotros lucháis, Pedro y Lola también lo hacen, en un negocio cuya ruina les dejaría totalmente indefensos. No os oigo hablar de ellos, de esos pequeños inversores que se arriesgan, que involucran a gente, que crean proyectos diferentes a los vuestros, que contribuyen a este país y que cuando pierden, no tienen una red sobre la que sostenerse. Yo también lucho, ellos han invertido todo lo que tenían en mi formación; yo a cambio toda mi ilusión, tiempo y esfuerzo en corresponderlos y al final, aquí estoy, la persona más idealista del mundo cargada de un escepticismo que quiebra. No habláis de mí aunque decís hacerlo.

A mi padre no lo ha arruinado un partido en el que os parezca mal que hayan confiado millones de personas que se merecen un respeto por su ingenuidad, por su confianza o por sus creencias, llamadlo como sanamente queráis. A mis padres los arruinó una crisis que empezó en EEUU, que se extendió como la pólvora y que nos afectó hasta ahogarnos debido a una estructura económica tremendamente débil. El gobierno que presidia entonces, del señor zapatero y del equipo que ahora permanece en la oposición, no hizo sino agravar una situación que se ha vuelto insoportable; no solo por una mala gestión y una torpeza innatas, que también, sino por la cadena de favores y la corrupción que ahora recriminan con descaro al actual gobierno. Ahora llegan estos políticos, que forman el PP, y que nos inundan de recortes y de palabras extranjeras, que de verdad me esfuerzo por comprender, pero que quizás deba seguir formándome en hacerlo con una nueva inversión, esta vez de paciencia. No puedo, la renovación es tan necesaria que su ausencia causa una risa tan nerviosa como temporal. Y me alegra que lo digáis, porque han convertido una situación inaguantable en surrealismo, sabéis de lo que hablo; aquí sí.

Pero me resultan dirigidas vuestras críticas, en esta encorsetada gala, dios, ¡parecéis estar tan lejos! Y he aquí la demagogia de la que hacéis uso con dolorosas consecuencias en este enclenque cuerpo. Me duele porque amo la cultura y me nutro de ella.

Bendita y necesaria autocrítica. Pedro paga un canon del que no os he oído hablar; paga por unas subvenciones y no me refiero al cine, de sindicatos y partidos que a veces acompañáis de las que no os oigo hablar; existe una corrupción generalizada y ya tangible, que afecta sobremanera a los dos grandes partidos y que amenaza con conceptualizarse; paga las necesidades y vicios de Cajas propiedad de partidos,sindicatos y empresas; aguanta los privilegios de las grandes empresas y ve cómo también los ciudadanos buscan escondrijos. Nadie le apoya a él, nadie me apoya a mí. No sé si todos los qué gritáis aquí utilizáis sanidad privada, colegios privados, grandiosas casas y billetes de primera clase, si es así 1olé! Seguramente quien lo tenga, lo merezca. No me gusta criticar  a quién no conozco y cuya situación no he vivido. Pero por favor, soltad vuestros discursos que cargan el ambiente de mi hogar; ya voy abriendo yo la ventana si eso. Sé que no es así en la mayoría de los casos, que no todos lucís carísimos trajes, que en algunos casos es circunstancial y que en otros envueltos en ellos, mantenéis la mesura en vuestras licencias. Ay, me aborrece la demagogia.

Comulgad con los que decís entender, haced productos rentables, la cultura no es un derecho que nos pertenece;  ya nada lo es, nos sale caro. ¿IVA? ¿Intermediarios? ¿Ganancias y subvenciones mal dirigidas? ¿Productos mal pensados? Desde luego estoy en contra de la subida del IVA y de los recortes en sanidad y educación, no entiendo la avalancha de intermediarios en la mayoría de las industrias incluyendo la estatal,veo subvenciones necesarias mal dirigidas y poco controladas continuamente y ¿productos mal pensados? Por todas partes, es normal. Lo que no necesitamos son más carnavales, ya tenemos bastante con los recaudadores disfrazados de linternas. En realidad, digo todo esto y no conozco la solución, me encanta ir al cine pero no siempre puedo; al igual que no puedo comprarme los muebles que mi habitación pide a gritos, ni el vestido que vi el otro día en un escaparate, ni los zapatos que mi madre necesita. Esos empresarios también lo lamentarán. ¿Cultura? La cultura es tan importante como la felicidad individual y colectiva. Luchemos por ello. Rentabilizad y hacer rentable. Pedro debe pensar en hacerlo todos los días, una familia depende de él.

 

Gracias

Publicado en Tópicos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Y hoy…..


Y te oía…..chssss,chssss. Y al correr sólo quedo el rumor de tu sonrisa. Hablaste con un quejido entrecortado, y para hablar de mi tuviste que huir. Pasos y alguna palabra…chsss

Vídeo | Publicado el por | Deja un comentario

Puntos de disonancia

Al mirar hacia aquel punto en el mundo, algo se remueve por dentro. La tristeza y la compasión van de la mano de cualquier tragedia. Sin embargo, aquí y otra vez, nuevos acompañantes surgen en el camino que hemos de recorrer; hay quién con generosidad lo llama frustración, yo que nunca fui tal cosa, prefiero llamarlo rabia.

Me cuesta entender a ciertas personas, ciertos colectivos y ciertas situaciones..pero aún comprendo menos las justificaciones derivadas de alguno de ellos. Claro está, que nunca se sabe cuál es el origen de la falta de consenso, el que habla o el que escucha. Sin embargo, puesto que hago un intento diario por entenderme,  no sería justo  darme la espalda ahora.

Hacer de la consecuencia la causa y de la causa un mecanismo de defensa, puede resultar peligroso; sobre todo, para los vehementes.

Todos los presidentes y gobiernos que han pasado por la Casa Blanca han intentado justificar de una u otra forma el uso y comercio “libre” de armas en EEUU. Como ocurre en la mayor parte de veces con los políticos, se puede resumir sus justificaciones con llamativa facilidad:

– La Segunda Enmienda de la Constitución

– Estadísticas

Primera consecuencia del uso de armas, los defensores de la posesión y uso de armas se apoyan en la Segunda Enmienda de la Constitución de 1791. Siempre pensé que la Constitución hablaba de los “derechos y los deberes de los ciudadanos”. La pregunta que surge de forma inmediata en mi cabeza es, si estos derechos y deberes son algo permanente e imperturbables al paso de los años. Resulta bastante probable que EEUU haya cambiado desde 1791, y no sólo físicamente; es que de la misma manera que crecen los edificios, la situación y las circunstancias tampoco suelen ser las mismas. El pronóstico se cumple al leer esa segunda enmienda y notar cierto ambiente trasnochado: “Siendo necesario una milicia bien regulada para asegurar un estado libre no debe infringirse el derecho de las personas para tener y guardar armas”.

Los detractores de esta antigualla encontraron en la palabra “milicia”, el mecanismo perfecto para enfrentarse a años de lo que ellos consideraban un error. Sin embargo, la Corte Suprema (2008, 2010) se dirigió a todos los estados para asegurar el derecho individual a la posesión de armas sin necesidad de pertenecer a ninguna milicia. (Sigo sin entender este último término la verdad). En fin,e aquí la primera consecuencia convertida en causa.
Y es que va lento, cuesta, hay cierto “pudor”; pero a veces la Constitución puede ser reformada. Nosotros lucimos insatisfechos dos, y digo insatisfechos porque aún brilla más la calvicie que los galones.

El problema en EEUU parece provenir de otra parte. Quién lo sitúa en el poder, no anda desencaminado. Al menos, me encontrará a mi en ese camino que recorre; comprendo eso sí, que como compañera de viaje no resulte suficiente. Y es que, el poder en EEUU abraza a un miembro a diferencia de lo que ocurre en otros países, y además lo estrecha con firmeza. La NRA (Asociación Nacional del Rifle) es una ¿podemos hablar ya de organización política? que no nació como tal, pero que ha ido influyendo a través de algunos de sus miembros y sobre todo de sus  bolsillos, en los gobiernos y en la oposición estadounidenses. Financian campañas electorales y por encima de todo movilizan. Movilizan a poderosos miembros, políticos, personajes, movilizan actos, tempestades y arrinconan conciencias con la amenaza de la derrota. De esto, sabe mucho Bill Clinton quién en 1994 hizo efectiva la llamada “Ley Brady” que había entrado por primera vez en el Congreso en 1987 y cuyas disposiciones permanentes entraron en vigor en 1998. El nombre nace de James Brady, ex-secretario de prensa de Ronal Reagan, que quedó paralítico tras un intento de asesinato contra el presidente en 1981. Ha llovido mucho desde entonces en los hogares estadounidenses.

Esta ley incluía la “Prohibición de armas de asalto semiatomáticas”, ley que parece querer rescatar Obama del baúl. Además, contemplaba la necesidad de investigar durante 5 días los antecedentes de los compradores de armas. ¿Qué ha sido de esta ley?

El segundo apartado, fue maltratado durante años por la NRA que invirtió millones en recurrir esta sentencia, alegando lo “inconstitucional” de pasar por alto el derecho a la privacidad. Me asusta la facilidad con la que esta organización utiliza la Constitución para justificar sus acciones, es tan “inconstitucional”…. Como resultado final, en la actualidad, se utiliza un sistema inmediato de revisión nacional, por teléfono o electrónicamente. Con esta concesión y lo raro que resulta el enjuiciamiento de las violaciones de la Ley Brady, queda claro el resultado de una lucha perdida. En muchos de los Estados basta con presentar el carné de identificación.
Hay quien titubea. Bill Clinton lamenta en sus memorias el corto camino recorrido y sobre todo, el perdido. Respecto a él, Wayne LaPierre, vicepresidente de la NRA dijo en 1995: “Nuestra lucha no es con balas, nuestra lucha es con votos. Somos la gente que ayudó a limpiar el congreso en 1994 y vamos a terminar esa limpieza en 1996” en clara advertencia a Bill Clinton. Horroriza que ciertos hombres crean tener tanto poder como para manifestarlo públicamente, pero aún más que sus palabras estén sustentadas con hechos reales.

Cuando George Bush llegó al poder, a nadie pareció extrañarle que hubiese sido socio de la NRA hasta 1995. Mal momento entonces para meter mano a una organización que siempre ha apoyado a los miembros de su partido y de la que has formado parte por convicción. Peligroso término.
Durante su mandado, la ATF (Oficina para el Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos) llevó a cabo la operación “Wide Receiver” que antecedió a la conocida “Rápida y furioso”, sobre la que Obama ha recibido numerosas críticas. Ambas, han sido investigadas y criticadas, por el supuesto “flujo” de armas de forma libre a México y por la permisividad del Departamento de Justicia y la ATF quiénes supuestamente permitieron que las armas cayesen en manos de traficantes.

Sin entrar en más detalles que sólo confirmarían la incredulidad que va haciéndose eco…me surgen dudas retóricas. Un país que puede presumir (y no miro a nadie) de mantener separado el poder judicial del poder ejecutivo, mantiene viva una organización como la NRA con poder no sólo en el partido republicano, sino en la oposición y al parecer en el Departamento de Justicia y en la organización que controla las armas, la ATF. El curioso caso de EEUU.

Y ahora se refugian en las ESTADÍSTICAS. Convirtiendo de nuevo la consecuencia en una falsa causa. Argumentan que una gran parte de la población estadounidense se posiciona en contra de la prohibición de armas. Fascinante este mecanismo depredador.
Hacen de las armas un concepto convencional. Con su comercio extendido, fácil. Con una organización como la NRA implicada en una política democrática. Bonito marco para el desplome.
Además de la conceptualización en un entorno familiar, crean una necesidad. Mientras en Europa las armas se asocian a términos como “violencia”, en EEUU lo hace a “defensa”. Su ausencia parece una temeridad. Y ahora me refugio yo en las Estadísticas;¿cómo una sociedad tan conmovida con la masacre de Newton, ha alcanzado ahora su cifra record en la compra de armas?

Habéis creado una sociedad que normaliza y que necesita las armas, y lo llamáis democracia.
Los ojos del mundo aún os miran con recelo; pero sobre todo, con sabia incomprensión.

Publicado en Tópicos | Deja un comentario

Canción del día…

Y salir a la calle con el pelo suelto y bailarinas. Y saludar sin saber a quién; hoy he bailado contigo. Y quedarse…..¿Estuviste aquí? Te vi doblando la esquina, alguien me habló de ti. Debiste ser feliz aquí; y quedarse dónde tu estés.

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , | Deja un comentario